fbpx

STEEL FRAMING, materiales con acondicionamiento térmico y conciencia ecológica.

Hoy hablamos del acondicionamiento térmico que producen las placas de yeso, un material con consciencia ecológica.

El yeso es uno de los materiales de construcción más antiguos. De hecho, los hombres neolíticos utilizaban juntas empalizadas y revestían las paredes de sus cabañas con yeso. A partir de ahí se empezó a utilizar en el Oriente Medio, Egipto, Grecia, Roma y es finalmente el pueblo Árabe quien lo introduce a España.

(El Real Monasterio de Nuestra Señora de la Consolación, llamado a veces Monasterio de Santa Clara, en España. Siglo XVII.)

El yeso es reconocido como un material resistente a la deformación, incombustible, químicamente neutro y libre de sustancias nocivas. Todo esto lo convierte en un material totalmente sostenible, inocuo, fácil de trabajar y aplicar en el mundo de la construcción.

La placa de yeso laminada es un material que se empezó a fabricar a gran escala a mediados de 1916 en los Estados unidos. Pero fue recién después de la segunda Guerra Mundial, en que las placas de yeso laminado se convirtieron en un sistema más eficiente y rápido que los sistemas tradicionales.

El beneficio del aislamiento térmico no sólo es para el medio ambiente sino que también nos aporta administrar mejor la economia de nuestro hogar, ya que reduce el calor sin el aporte de la electricidad o de otros medios de acondicionamiento. Asimismo,  coopera en nuestro país, utlizando menos recursos energéticos.

El aislamiento térmico que producen las láminas de yeso no sólo beneficia al medio ambiente sino también a la economía de nuestros hogares. El yeso reduce el calor sin el aporte de la electricidad o de otros medios de acondicionamiento. Ello implica un menor uso de los recursos energéticos de nuestro país, lo que ayuda a mantener un equilibrio sustentable.

Además, las placas de yeso tienen la capacidad de retener la humedad. En el momento en que el clima se reseca, las paredes de yeso devuelven automáticamente la húmedad retenida al ambiente, convirtiendo a este material en un regulador de la húmedad y en un verdadero aire acondicionado ecológico que funciona las veces que sea necesario y sin ningún gasto de energía.

Las placas de yeso también nos aportan aislamiento acústico, aéreo y/o de impacto.

Debemos destacar que es un material sostenible, cómo ya describimos, que no contiene sustancias tóxicas y es eternamente reciclable. Comparado con otros materiales en su proceso de fabricacion, este tiene bajas emisiones de CO2 y un consumo energético bajo.

En aspectos asociados a la obra, la utilización de placas de yeso refleja un bajo consumo de agua.

Cuadra resaltar, el bajo peso que este material aporta dentro del sistema a la estructura, como así también en su almacenamiento y transporte. Es de una manipulación e instalción práctica y genera pocos residuos durante el proceso constructivo.

Por todo ello,  le damos “LIKE” a las placas de yeso, porque nos permiten cuidar nuestra económia familiar y garantizar la eficiencia energética, sin disminuir la calidad, estilo y confort de todos nuestros proyectos.

¿Te gustó éste artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on email
Compartir por Email

Dejar un comentario