fbpx

TIPS PARA GESTIONAR MI OBRA EN STEEL FRAME

Para administrar una obra es importante conocer en profundidad las etapas generales y particulares de la obra, esto nos lleva a planificar sus distintas etapas/tareas. Recomendamos mantener registros bien organizados para documentar y poder realizar una correcta gestión.

Los trabajos de menor escala o reformas representan una fuente de trabajo muy amplia en la actualidad para los profesionales de la construcción. Se estima que abarca un 70% de la ocupación de profesionales en el rubro.

Son obras que cuentan con un presupuesto acotado y la necesidad o expectativa de que duren lo menos posible. Estas dos variables llevan a que los profesionales deban tener un muy buen manejo de la herramienta de gestión para lograr un trabajo exitoso.

A continuación nombraremos y explicaremos algunos de estos hitos que debemos considerar antes de comenzar la obra y durante su proceso de ejecución.

Hitos previos de Planificación:

  • Definición del proyecto de arquitectura.
  • Cómputo y presupuesto.
  • Presentación en el Colegio de Arquitectos o Ingenieros.
  • Permiso Municipal.

Durante la Obra:

  • Compra de materiales
  • Contratación de gremios y seguros
  • Reglamentaciones (según el lugar donde se construye).
  • Movimiento de suelos
  • Ejecución de la Fundación.
  • Panelizado (Perfileria)
  • Montaje de Estructura.
  • Rigidización y aislaciones.
  • Instalaciones.
  • Terminaciones.
  • Final de Obra.
  • Post Venta.

Tramitación

Este es uno de los puntos donde el profesional se enfrenta a un nuevo desafío. Por lo general, los estudios universitarios están mayormente avocados a la orientación del diseño, y no a la gestión para la materialización de la obra.

De manera frecuente las obras de mediana envergadura se presentan de manera “informal”, sin contar con contratos escritos que describan o caractericen el alcance y el o los roles a asumir por el profesional.  

A esto también se le suma, que generalmente los profesionales no cuentan con conocimiento acabado acerca de la responsabilidad que asumen ante las distintas figuras que se les pueden representar en el marco jurídico-legal de la arquitectura.

Costos

Hablaremos de algunos de los tantos puntos que influyen directamente en los costos de la obra.

Costos previos a la ejecución: no debemos olvidarnos algunos de los costos como los de presentación de planos tanto en el colegio como en la municipalidad, o la solicitación de servicios (agua, electricidad) de ser necesaria.

Personal: Es necesario contar con personal capacitado para evitar que se generen contratiempos o tiempos “muertos” en la ejecución de tareas.

El personal debe contar de los seguros correspondientes, la habilitación en los gremios y/o toda documentación necesaria para estar en regla en la obra.

Costos indirectos: muchas veces estos costos – contenedores, baños químicos, cartelería de obra, planes de higiene y seguridad, servicios, etc.- no se tienen en mente a la hora de ejecutar el presupuesto y terminan teniendo una gran incidencia, sobre todo cuando los tiempos pactados se prolongan.

Administración: Uno de los puntos a dejar en claro es si el comitente se encargará de la compra de materiales. En el caso que así sea, y no se cumplan los plazos, debemos contar con una herramienta como por ejemplo minutas donde podamos dejar registro de la situación, el impacto económico que produce esta demora en la ejecución de la obra y quien asumirá la responsabilidad.

Hay que tener en cuenta que : “Las demoras no son nunca rentables tanto como para el comitente como para el profesional.”

Debemos incorporar un costo financiero a nuestro presupuesto, para que de esta manera podamos absorver cualquier incremento del mercado, acompañado de un presupuesto detallado para que antes cualquier circunstancia que se pueda llegar a presentar, quede claro para el comitente si se trata de adicionales o no.

Productividad y Organización

La productividad está asociada a los costos. Por lo que debemos contar con un programa GANT que nos permita identificar hitos, estimar tareas, tiempos, recursos y costos.

Esté nos permitirá poder gestionar, el flujo de fondo, la cantidad de personas para realizar la o las tareas, el ingreso de materiales en tiempo y forma, para organizar y optimizar la ejecución de la obra.

Dicha planificación nos va a permitir también realizar un análisis para superponer tareas, y tener en cuenta la cantidad de dinero que necesitaremos en cada instancia de la obra -caso de que la administremos- o para poder darle un plan de flujos al propietario.

Formalizar las reuniones o recorridos de obra, ya que en estos siempre surgen observaciones, cambios o modificaciones. Al organizar y pactar reuniones o recorridos de obra, se puede analizar la obra nuevamente con el cliente y darle la formalidad correspondiente si estos implican, modificación de tiempos y/o costos en obra, en caso de no haber sido planificados.

Particularmente las obras de Steel framing tienen un ritmo distinto a las obras de construcción tradicional húmeda, puestos que la mayor parte de los tareas se reducen al no tener los tiempos de fraguados que conlleva la obra tradicional. Esto nos posibilita aún mas poder superponer actividades, por lo que debemos estar preparados y organizarnos para que toda la planificación previa a comenzar la obra (vinculada con la compra, asignación de tareas y acopio de materiales, entre otras) se traduzca en un ahorro de tiempos y, por consecuencia, en un beneficio económico.

Para resolver con eficiencia la materialización de encargos de este tipo de obra y así evitar improvisaciones y desvíos de costo en su ejecución debemos diagramar, planificar y organizar la obra antes de comenzar su construcción..

¡Esperamos que estos tips te sean de ayuda!

¿Te gustó éste artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on email
Compartir por Email

Dejar un comentario