fbpx

UNA BREVE HISTORIA DE LA CONSTRUCCIÓN DE ESTRUCTURAS DE ACERO

A principios del siglo XVIII, se utilizaron dos sistemas constructivos “marcos” de madera: el primero, llamado “Balloon Frame” y el otro, “platform frame”.

En el primero, la estructura de una casa de varios pisos se construía en el suelo y luego se elevaba por completo. Fue una solución simple y liviana, aunque limitada en su altura. Se llamaba “marco de globo” porque al parecer tan liviano, se creía que se volaría con el viento como un globo.

Luego, los constructores recurrieron al sistema “Platform frame”, cuya ventaja principal era construir estructuras piso por piso -aumentando así su número- y utilizando tramos de madera más pequeños.

En 1889, se completó la Torre Eiffel, una estructura de aproximadamente 300 metros de altura, toda de acero. Así entonces, para la época, el acero se transformó en el nuevo material de construcción, utilizado en revestimientos, para luego -de diferentes procesos y aleaciones de resistencia y recubrimientos galvanizados- convertirse en lo que es hoy en día, un material utilizado en todo tipo de construcción.

Las primeras estructuras que utilizaron acero galvanizado de calibre liviano se mostraron en 1933 en la feria “Chicago Century of Progress Exposition”. Se denominaron «casas futuras».

Después de eso, el sistema CFS (acero conformado en frío) se utilizó en un hospital de Virginia (Estados Unidos) y desde ese momento, los edificios construidos con este sistema comenzaron a aumentar en todas las regiones.

En 1945, después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y otros países tenían una gran demanda y necesitaban construir casas rápidamente. En el período comprendido entre 1948 y 1950, una empresa llamada Lustron construyó 2.500 casas prefabricadas con estructuras de acero.

En 1950, el sistema CFS tuvo más aceptación por sus múltiples ventajas (es incombustible, ligero y más flexible).

Pero no es hasta finales de los años ochenta y principios de los noventa que el “Steel Frame” (acero galvanizado de calibre liviano) crea una revolución en la industria de la construcción por constituir un sistema más eficiente, ultra ligero, sustentable y seguro.

Actualmente en Estados Unidos, los marcos de acero y madera son ampliamente utilizados, como en el resto del mundo.

En el año 2009, se terminó el edificio Burj Khalifa en Dubai, de 828 mts. de altura, totalmente construido en acero.

No obstante que la madera puede ser tratada químicamente para no ser atacada por insectos, las estructuras de este material son comunmente el objetivo de ciertas especies de insectos -como las termitas y las hormigas carpinteras- y hongos, particularmente en climas cálidos y húmedos.

Por otro lado, el acero es un material estructural fuerte y rígido, relativamente económico, que puede fabricarse y montarse rápidamente, lo que ahorra tiempo de construcción. Aunque el acero no es combustible, comienza a perder resistencia cuando se calienta a más de 400 ° C (750 ° F).

Una gran proporción de las estructuras de acero se construyen como edificios metálicos prefabricados y prediseñados, generalmente para usos industriales y comerciales de un piso.

Son fabricados por compañías que se especializan en construir tales edificios con componentes de acero estándar, generalmente curvados de acero rígido o armaduras ligeras, que se ensamblan en marcos y se encierran con revestimiento de metal.

Recientemente, Argentina ha reconocido el método de construcción de acero como un método tradicional equivalente que facilita la obtención de permisos de construcción, financiamiento, etc. Ello ha resultado en una oportunidad ilimitada para que muchos formen parte de un método moderno de construir.

La provincia de Córdoba tiene actualmente una instalación de fabricación con el equipo más avanzado a nivel mundial para producir perfiles de acero galvanizado de calibre ligero, para construir estructuras domésticas más modernas y sistemas modulares disponibles.

¿Te gustó éste artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on email
Compartir por Email

Dejar un comentario